logo
Creamos contigo
CREATE AND LEAVE YOUR MARK.
En Ditail sabemos que la tecnología en el sector ha avanzado aportando una notable mejora, orgullosos de nuestra trayectoria podemos decir que hemos avanzado con ella.

Blog

ditail-soluciones-madera-dnews

El pavimento de madera, la huella del tiempo

ditail-soluciones-parquet-multiformato-_115332wditail-muestrario-madera-img_9518ww

Ya desde hace muchos años se utilizaba la madera como pavimentación de espacios habitables. En sus orígenes, no existía diferencia entre la base y la parte pisable, toda la madera realizaba la misma función: pavimentar en forma de tablón.
Actualmente disponemos de varios tipos de pavimento de madera. La tarima, nombramos así a aquella madera maciza de aproximadamente entre 20 y 22 mm.,  de grueso con anchos y largos varios, que siempre viene clavada en rastreles. Se trata de un sistema que aporta mucha durabilidad a la instalación, pero implica un alto coste de material y de instalación, así como una mayor sensibilidad a la humedad.
El pavimento de madera flotante o tarimas flotantes son aquellas que poseen un sistema multicapa. Habitualmente la capa de madera ¨noble¨ suele ir de 4 a 6 mm., en el mejor de los casos, para un total de 14 a 22 mm de grueso  y con anchos que van desde los 15 hasta los 28 cm y longitudes de entre 1,95 m hasta piezas de 4 m. La madera más común es el roble, aunque en muchos casos se utiliza tratamientos para modificar su superficie e incluso dar colores especiales. Para la  primera capa o base se suele usar maderas econónicas para estabilizar los posibles movimientos de la capa noble y suele tener entre 10 y 12 mm., esta primera capa, también realiza funciones hidrofugantes.
En la antigüedad las tarimas macizas se acuchillaban para devolverle el lustre del primer día. A día de hoy los pavimentos flotantes permiten una sola acuchillada siempre que el grueso de capa noble tenga más de 2,5 mm. Aún así, los avances en los tratamientos superficiales, aportan resistencia a las maderas naturales, prolongando la necesidad de su acuchillado.
Es la parte estética la que aporta más innovación. Partiendo de la base de roble o otros tipos de madera, podemos obtener acabados barnizados, pulidos brillantes, barnices al agua y otros acabados que aportan color a la madera, sin quitarle su calidez ni su textura.
Quizás la faceta menos conocida es la del trabajo a medida. El último paso aportado por el sector es la capacidad de manipular y mecanizar madera para que el cliente tenga ¨su pavimento de madera¨.
En conclusión el pavimento de madera posee algo que otros no tienen, la vida de la madera y queda en ella la huella del tiempo.